lunes, 23 de diciembre de 2013

Samyang 8 mm FISHEYE - Review En Español

Hola lectores.

Al final me decidí a hacer un review de este lente y romper un poco el abandono de mi pobre blog.
En un principio quise hacerlo por video, pero la verdad se me da muy mal todo el tema ese, así que finalmente opte por el escrito

Hoy vamos a hablar del Samyang 8 mm Fisheye.
El Samyang 8 mm “FISHEYE”  es un lente de origen coreano se ha hecho bastante popular en los últimos años debido a los impresionantes resultados que ofrece en relación al precio de mercado. Un precio que ronda entre los  U$ 275 y U$ 300 por un lente de ojo de pez, es una oferta difícil de ignorar para los amantes de la fotografía. Especialmente teniendo en cuenta que una de estas ópticas, en marcas como Sigma, Nikon o Canon  pueden superar cómodamente los U$ 2500.



Este lente, puede encontrarse bajo diferentes denominaciones, Samyang, Rokinon, Falcon, Bower. Realmente desconozco a que estrategia comercial obedece esto de presentar el mismo producto bajo diferentes marcas,  pero de hecho, es así como se vende. Depende del sitio donde residamos, lo podemos encontrar bajo diferentes marcas, aunque el producto es exactamente el mismo.



Como su nombre lo indica se trata de un ojo de pez, es decir una óptica que va mas allá de lo considerado ultra gran angular.  Con una distancia focal fija de 8 mm le permite un ángulo visual de 180 grados, lo cual es muchísimo. Podría decirse que es una óptica extrema.
Además se trata de un objetivo bastante luminoso con una apertura máxima de f3.5 (Aunque mas adelante hablare mas en detalle de este aspecto).
Samyang fabrica este popular lente tanto para monturas Nikon como Canon, aunque es importante destacar que está disponible exclusivamente para el formato DX, es decir, aquellas cámaras con sensor con factor de recorte (Nikon : D5000, D5100, D5200, D5300, D40, D60, D50, D70, D90, D80, D7000, D7100, D3000,D3100, D3200). Si el lente se acopla a una cámara Full Frame produce una viñeta muy evidente y bastante desagradable. Los usuarios de este tipo de cámara, deberán esperar a que los coreanos saquen una versión para “Formato Completo”, aunque no se sabe para cuándo, ni si están trabajando en ese proyecto.

Construcción

Realmente una de las primeras sorpresas positivas que uno se lleva cuando toma por primera vez al Samyang 8mm en sus manos, es su calidad de construcción.
Al haber pagado una suma que rara vez llega a los U$ 300 , uno puede esperar un lente de construcción berreta o plasticosa como la que caracteriza a los lentes Nikon de gama económica que suelen venir dentro de los Kits.  Sin embargo, con el Samyang 8 mm FISHEYE,  esto no sucede.  Ya, ni bien uno lo toma entre las manos, puede notar una construcción sólida y correcta que, a pesar de su tamaño modesto,  transmite sensación de robustez a la mano.  Los anillos giran con suavidad, no demasiado duros, ni de manera holgada, podría decirse de manera perfecta.
Otro detalle destacable es que la unidad viene con montura metálica. Si hay algo que me irrita profundamente, son las ópticas con montura plástica como las que traen los lentes “Kit” de Nikon.

Todas las unidades vienen con un parasol FIJO. Es decir que no puede quitarse y es donde va anclara la tapa protectora. En recientes versiones lanzadas al mercado en 2013, el parasol es rebatible, aunque no en las versiones de 2012 y anteriores.
Este parasol además de ser el anclaje para las tapitas, brinda “cierta” protección al elemento óptico frontal el cual, por su forma abombada y curva no permite el uso de filtros UV protectores o incluso polarizadores.  Este es un punto negativo a destacar, el Samyang 8 mm Fisheye, no acepta ningún tipo de filtros, ni infrarrojos, ni UV, ni de color, ni difuminado, ni polarizador;  es decir que cuando se utiliza, se debe renunciar a este tipo de accesorios.

Las tapas que cubren la lente, si bien cumplen su función con eficiencia, son de una calidad bastante mediocre, además de tener el inconveniente que son únicas y si se pierden no hay manera de reponerlas. No es como el resto de los objetivos, que si perdemos la tapita podemos reemplazarla fácilmente por otra de marca o genérica de fácil adquisición en cualquier casa de fotografía. Las tapas que protegen al Samyang 8 mm FISHEYE,  son únicas y si se pierden no hay reemplazo.  Por este motivo hay que tener mucho cuidado de no perderlas o mejor aún, ponerles una de esas cuerditas para unirla al objetivo que se venden en algunas tiendas fotográficas.

Características

El Samyang 8 mm “FISHEYE” es un lente totalmente manual, es decir que no cuenta con autofoco, ni estabilizador de imagen. (De todas maneras, un estabilizador de imagen en un 8mm es una “feature” prácticamente inútil que solo produciría encarecer el producto.)

Pasemos ahora al aspecto más importante que es la calidad óptica que ofrece ya que la construcción es un aspecto muy bonito, pero que realmente no repercute en la calidad fotográfica, y después de todo una óptica se compra con el fin de tomar fotografías y no para mirar su buena terminación exterior.


Auroras Boreales fotografiadas con Samyang 8 mm Fisheye en f3.5


De antemano, sería bueno aclarar que debido a su focal extrema de 8 mm y como todos los “Ojos de Pez”, el Samyang 8 mm produce fotografías marcadas por las acentuadas distorsiones naturales que caracteriza a este tipo de ópticas. Todas las imágenes que con el tomemos, saldrán con ese típico aspecto, como su miráramos a través de una burbuja de vidrios convexos o una pecera esférica. Es la característica de todos los “ojos de pez”, a quien no le guste este peculiar aspecto, que por defecto viene en todos los ojos de pez”, le recomiendo pasar de esta óptica.

La calidad óptica de este “fijo”  coreano es muy variable y este, quizás es el principal punto negativo que podrían atribuírsele. Si bien,  incluso las ópticas más costosas, tienden a variar en calidad de acuerdo a la apertura de diafragma que utilicemos, en el Samyang 8 mm la diferencia de nitidez entre aperturas es realmente enorme, pudiendo pasar de una calidad de imagen PESIMA a una MUY BUENA, con solo girar el dial del diafragma.
Según mis propias pruebas, el lente hace agua con aperturas inferiores a f5. Es decir que si deseamos utilizarlo aprovechando toda su luminosidad de f3.5 los resultados serán francamente mediocres.
Compre esta óptica para sacar fotos de la vía láctea y menuda decepción me lleve cuando lo saque por primera vez al campo, hice varias imágenes en F3.5 y luego, cuando vi los resultados en la pantalla de mi computadora, los resultados eran HORRIBLES. Halos no deseados, bordes poco definidos, imágenes blandas.
Con el tiempo y luego de muchas pruebas descubrí que para lograr buena calidad óptica, el lente debe utilizarse en aperturas de entre f5 y f9, con un punto dulce ideal en f8.
Si vamos a usarlo solo para divertirnos, sin importar mucho la calidad, se puede usar en F3.5, ahora… si buscamos calidad y nitidez en nuestras imágenes, el lente debe usarse entre f5 y f9, ni mas ni menos, perdiendo, de esta manera,  valiosos puntos de luminosidad.
Esto es importante a tener en cuenta antes de adquirirlo. Con el Samyang 8 mm vamos a perder luminosidad en pos de la calidad y viceversa


Via Lactea fotografiada con Samyang 8 mm Fisheye en F5.6


Con respecto a las aberraciones cromáticas. También están presentes, pero tengamos en cuenta que estamos ante una óptica de U$300 (Por ese dinero no se compra nada) . Para el precio que estamos pagando por el, las aberraciones que pudiera ofrecer están perfectamente permitidas, todas ellas de fácil corrección mediante cualquier programa de edición de imágenes.

Aquí abajo dejo algunos ejemplos con una prueba de nitidez a la que someti a este lente


Imagen tamaño real y recorte utlizado en la prueba

Apertura f3.6

Apertura f4,5


Apertura f5.6

Apertura f8


Usos.

Si bien es un lente divertido, tengo que reconocer que es una óptica que se usa poco. Yo durante un año, no lo use más de 6 o 7 veces.   No lo recomendaría de ninguna manera para alguien que busca su primera óptica, su segunda o incluso su tercera. Realmente creo que es mucho mas importante comprar en primer lugar un gran angular de entre 10 y 40 mm, un lente común de 50 mm o una teleobjetivo para fotografiar objetos distantes,  antes que este 8 mm
Pienso que es un lente bastante especifico que se suele usar en situaciones esporádicas, digamos… un juguete mas, para quien ya tiene un equipo fotográfico bien constituido, pero no para quien está arrancando en esta actividad. Hay ópticas prioritarias y esta no es una de ellas


Paisaje fotografiado con Samyang 8 mm "FISHEYE" en f8


Aun así, su uso es divertido ya que ofrece una visión del mundo completamente diferente y las imágenes resultantes generalmente tienen un gran impacto visual, aunque con él se puede caer en el pecado de la repetitividad.
Si hacemos fotografía HDR (High Dinamic Range) este lente es una herramienta de oro, ya que la distorsión que produce en sus formas y curvas, unido al aspecto irreal que ofrece el HDR, dan como resultados unas imágenes sumamente atractivas.
Otros usos que se le puede dar son en fotografía urbana, cúpulas y paisajes, siempre y cuando se acepte la distorsión que produce este tipo de lentes.
Para astrofotografía únicamente da buenos resultados si se utiliza con sistemas de seguimiento, ya que para lograr imágenes definidas tendremos que utilizarlo en f5.6 lo que nos obligara a utilizar velocidades mas bajas que afectaran la fotografía, si lo que se quiere retratar son estrellas estáticas. En cambio para Starstrails, el lente funciona de realmente de maravilla.


Fotografia en interior donde puede observarse la distorsíon 


Montaje y Utilizacion

El montaje del lente sobre la cámara es igual que al resto de los objetivos. Algunas unidades como la que yo tengo son un poco duros al principio, pero no es algo serio ni que impida su utilización.
Sin embargo el “Samy” tiene un pequeño truquito, que es bueno mencionarlo, ya que de otra manera la cámara se paraliza en un molesto mensaje de error.
Como podremos ver cuando lo sacamos de la caja, el Samyang 8 mm Fisheye, viene con anillo de diafragma como los lentes de antaño.
Actualmente la mayoría de los objetivos vienen sin anillo, ya que la apertura de diafragma se regula desde un dial ubicado en el cuerpo de la cámara.
Cuando montamos el Samyang en una DSLR posiblemente nos encontremos con el mensaje de error en el LCD y ya cámara estará imposibilitada para ser operada. Muchas personas, ante este mensaje de “error” han devuelto la lente a la tienda, por considerarlo defectuoso, sin embargo no es así.
Para poder utilizar el Fisheye en nuestras DSLR, solo hay que girar el anillo de diafragma hasta f22 y dejarlo ahí. En esa posición el mensaje de “error” desaparece y la cámara vuelve a la vida. Para modificar la apertura lo haremos desde el dial de la cámara y no desde el anillo del lente, ya que si este se mueve de f22, deja a la cámara fuera de servicio con el mensaje de “error” parpadeando en el LCD.

Para ir terminando, me gustaría dedicarle unas últimas líneas al tema del enfoque.  Como vimos anteriormente este objetivo carece de autofocus, en decir que no podremos utilizar esta característica incluso en cámaras equipadas con motor de enfoque como la Nikon D90, D50, D70, D7000 y D7100.
Cuando se utiliza el Samyang 8 mm FISHEYE, el enfoque será totalmente manual, lo cual puede ser un pelín complicado en este tipo de lentes.
Al tratarse de un súper ultra gran angular con una extrema profundidad de campo  , cuando compongamos la imagen a través del view finder veremos que todo está en foco. Aun cuando giremos el anillo de enfoque no advertiremos prácticamente diferencia. Esto se debe a la enorme profundidad de campo que ofrecen los lentes gran angulares. Si bien no podremos ver diferencias de enfoque por el visor, posiblemente estas si aparezcan cuando revisamos la imagen en nuestros monitores. Fotografías que inicialmente parecían bien enfocadas, luego al mirarlas en la pantalla de nuestra computadora, descubriremos que no están perfectamente enfocadas.
Es por eso, que para un correcto uso de este objetivo es recomendable utilizar la técnica de enfoque “por HIPERFOCAL”.   Entiendo que es un concepto un poquito complicado de entender, especialmente para quienes se inician en la fotografía, pero para sacarle el pleno rendimiento a este ojo de pez, es conveniente entender y saber poner en practica esta técnica de enfoque y llevar con nosotros las tablas de hiperfocales correspondientes.

Para culminar el post dejo la lista de ventajas y desventajas que le encontré al Samyang 8 mm Fisheye, luego de 1 año de uso

Ventajas

1) Precio
2) Calidad de construcción
3) Fantástica calidad de imagen por arriba de f5.6
4) Ocupa poco espacio
5) Muy divertido de usar

Desventajas

1) Calidad de imagen en aperturas inferiores a f5
2) Tapas de calidad mediocre
3) Imposibilidad de utilización de filtros
4) Elemento óptico frontal expuesto donde se puede dañar fácilmente
5) Óptica poco versátil y limitada
6) Carencia de autofoco


Hasta la proxima

No hay comentarios:

Publicar un comentario